Saltar al contenido

Fiebre del soldador ¡Descubre cómo protegerte de ella!

Los soldadores, son ejemplares de paciencia, dedicación y por su puesto entereza, pero no obstante no es un trabajo fácil ya que es una profesión más peligrosa de lo que parece…

Aunque no es una profesión que se puede considerar como letal, tenemos que admitir que en el oficio del soldador estás expuesto a algunos riesgos… Quemaduras, toque eléctricos, exposición a humos, vapores… Y a la terrible fiebre del soldador…

¿Qué es la fiebre del soldador?


La fiebre del soldador también conocida como la fiebre del metal es un fenómeno de corta duración y poco peligroso que se produce cuando el soldador entra queda expuesto a gases y vapores metálicos como él ZnO, óxido de cinc, magnesio, níquel, cobre u otros.

fiebre del soldador

Este padecimiento afecta de forma aguda el proceso de la respiración y suele ser bastante común en soldadores principiantes o en aquellos que tuvieron un largo periodo de descanso y retoman el oficio repentinamente.

Su aparición es una consecuencia a las lesiones que sufren los pulmones debido a las micro partículas de metal que se encuentran en el ambiente, esto hace que los macrófagos pulmonares liberen pirógenos, causando molestias al respirar y el aumento de la temperatura.

¿Cómo saber si padezco de la fiebre del metal? Síntomas


Cómo la mayoría de las enfermedades o padecimientos, la fiebre del soldador se puede reconocer gracias a los síntomas que se producen en el paciente, los cuales son los siguientes:

  • Fiebre o aumento de la temperatura corporal
  • Dolor en los músculos
  • Temblores constantes
  • Fatiga, agotamiento o malestar general
  • Sudoración
  • Dolor en las articulaciones
  • Vómitos con sabor y olor metálicos
  • Aparición de calambres musculares
  • Inflamación en tracto respiratorio
  • Tos, roquera, aparición e flema con sagrado

enfermedad profesional soldador

Esta enfermedad suele ser confundida por la gripe debido a que sus síntomas son muy similares, por lo general dura entre 24 y 48 horas en desaparecer. Aunque, estos síntomas vienen en compañía de diarrea, somnolencia y mareos.

Además…

Como ya sabes, no es una enfermedad de la cual no haya que preocuparse demasiado, pero, si estás interesado en corroborarla debes ocuparte de medir que tan altos tienes los niveles de leucocitos polimorfonucleres, además de los niveles de cinc en el torrente sanguíneo.

Durante este periodo de enfermedad, ambos componentes se elevan considerablemente, por lo que esta es una prueba definitiva que confirma la fiebre del metal.

¿Por qué aparece? Lo que no te han contado…


Existen algunos factores que pueden ser determinantes para este padecimiento, como el tiempo que se estuvo en exposición ante los gases, el ambiente en donde se trabaja, el vapor de metal aspirado y la protección que se utilizó al momento de soldar.

Con la finalidad de determinar el grado de riesgo de padecer de esta fiebre en prudente que se realicen las siguientes acciones:

  • Es fundamental que se realice una clasificación de los materiales que son riesgosos, tóxicos o dañinos para el soldador.
  • Una vez los tengas bien definidos es necesario que establezcas un límite de concentraciones en la respiración, utilizando como herramienta el valor umbral limite junto al nivel permisible de exposición al metal.
  • Luego debes hacer una evaluación minuciosa de los procedimientos que ejecutas durante el trabajo, el tiempo que dedicas entre una pieza y otra, tomando en cuenta el metal utilizado, junto a si nivel de toxicidad.

De está manera obtendrás la tasa de los riegos que corres.

 

¡Los 3 Consejos CLAVE para evitar padecerla!


Con este estudio te será mucho más fácil aplicar algunos mecanismos que te permitan controlar la exposición al humo, te dejaremos algunas recomendaciones que han resultado bastante efectivas.

  • Extraer los vapores con ventiladores y extractores: Cuando se trabaja con soldaduras es necesario contar con un espacio de trabajo adecuado, correctamente ventilado y amplio. Sin embargo, si el lugar en donde trabajas es pequeño o poco ventilado, puedes ayudarte colocando ventiladores y extractores, que creen un flujo de aire no toxico.
  • Utilizar mascara o careta: Es bien sabido que las caretas son una herramienta que el soldador debe emplear al momento de comenzar con su trabajo, estas, se encargan de la protección de la cara, tanto de quemaduras como laceraciones en los ojos, además funcionan bien para disminuir el impacto de los vapores emitidos durante el proceso.
  • Invertir en respiradores: Funcionan muy bien para los soldadores, los respiradores, disminuyen la cantidad de humo toxico aspirado por el trabador, lo que al mismo tiempo minimiza de forma considerable los riesgos de padecer de fiebre del metal.
humos de soldadura cancerigenos
Los humos tóxicos son casi inapreciables a la vista, por ejemplo ¿Serías capaz de ver el humo en esta imagen?

 

Tratamiento ¡Hora de curarla!


Al ser un padecimiento leve, el tratamiento es muy simple. Se recomienda que al estar bajo sospecha de estar enfermo de esta fiebre el soldador guarde reposo absoluto, evitando las actividades que puedan ocasionarle fatiga.

Para bajar la fiebre y el malestar general se puede administrar antigripales comunes, esto disminuirá los dolores de cabeza y musculares. También se recomienda consumir líquidos y alimentos ricos en vitamina c.

Por último, si no encuentra alivio dentro de las primeras 24 horas después de aplicado el tratamiento se debe acudir con un especialista medico inmediatamente, ya que el soldador corre el riesgo de estar enfermo de gravedad.

Conclusion

Aprender a soldar es una tarea que requiere de un nivel de compromiso alto, cada una de las piezas soldadas debe ser tan sutil como una obra de arte, por lo que, el ejercicio se basa en practicar el mayor tiempo posible.

Ahora bien, ¿te has preguntado quién invento la soldadura?, o ¿cómo se dio el proceso? si te da curiosidad saber cómo se originó este increíble oficio, estas en el lugar correcto, hablaremos  de todo lo que te tiene relación con las soldaduras.

Ahora ya sabes todo sobre la fiebre del soldador, como se produce, que la causa, como saber si la padeces y que se debe hacer en caso de sufrirla, así que no te pierdas de toda la información que tenemos para ti.

⚠️ ¡Atención! ⚠️

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. No somos nadie para pedirte algo y mucho menos para obligarte a hacerlo, pero con tan solo un clic puedes hacernos muy felices, tanto a nosotros como a alguien con tu misma duda, compartas este post o no muchísimas gracias por haberlo leído =) 

5/5 (2 Reviews)